domingo, 11 de febrero de 2018

Para ti, esposa y compañera

La mitad de la mitad de cien años
apenas solamente han pasado
desde la primera vez que bailamos.
Cuantas salsas y boleros
y también algunos tangos
desde aquella inolvidable noche.
Y aún después de tanto tiempo
y de los zapatos gastados
aún quiero seguir bailando.
Quiero seguir bailando contigo
hasta el final de las noches
hasta el final de mis días

jueves, 8 de febrero de 2018

Amor mío

En esta noche fría y oscura,
en esta noche que anuncia ya el invierno,
sabe Dios por cual de tantos problemas,
no puedo conciliar el sueño.
En esta noche fría y oscura,
en esta noche de lluvia y de viento,
por la ventana no entra ya la luz de la luna,
ni en el cielo se puede ver un lucero.
En esta noche fría y oscura,
en esta noche que anuncia ya el invierno,
hay una luz que alumbra mi vida,
como en el día en primavera más bello.
En esta noche fría y oscura,
en esta noche de lluvia y de viento,
estás amor echada en mi pecho,
estás amor plácidamente durmiendo.

Los cuatro jinetes

Junto al carro del progreso,
cabalgando en sus monturas van, 
cuatro jinetes siniestros.
Uno es la Miseria,
otro es la Peste,
el tercero es la  guerra
y el cuarto es la Muerte.

La miseria de los pobres,
de los pueblos atrasados,
de los hombres marginados,
las mujeres explotadas,
de los niños desahuciados.
La Miseria consentida
por la mano insolidaria.

La peste que respiramos
por el aire envenenado,
que bebemos y comemos
del río contaminado
y del alimento adulterado.
La Peste provocada
por la cartera insolidaria.

La guerra entre los pueblos
que nunca quisieron buscarla.
La guerra de rapiña,
la guerra fratricida,
la guerra inconfesable.
La Guerra imperdonable
de la conciencia insolidaria.

La muerte del desesperado,
del suicida sin salida,
de ese niño abandonado,
del soldado que ha luchado,
del objetor fusilado.
La Muerte consecuencia
de la guerra, la peste y la miseria.

Para derribar a esos jinetes
.y recuperar la cordura,
el bienestar de las gentes,
la salud, la paz, el amor
y la alegría diaria
ocupemos sus monturas
con las almas solidarias.