jueves, 8 de febrero de 2018

Guardo conmigo

Del mar guardo un amanecer,
en que un rayo de sol
flotando sobre sus olas,
el azul y el verde del agua
con su dorado y su rojo mezclaba.
Del río las aguas claras,
las carpas saltando sobre la espuma
que hacían sus aguas rápidas
al golpear con fuerza las rocas.
Del bosque la variedad de tonos,
las ardillas saltando por las ramas,
el trino de los pájaros
y también el fresco y puro aire
entre sus frondosos árboles.
Del cielo los astros que lo alumbran,
el vuelo en bandadas de las aves.
De él, de la lluvia y el sol, el arco iris.
De la tormenta los relámpagos
por encima de los pinos mediterráneos
y el repiqueteo del agua contra el asfalto.
Al apaciguar, a los renacuajos
y los niños en los charcos.
También de la lluvia
y del viento...
mi sueño infantil de volar con un paraguas.
De mis sueños el deseo de encontrarte.
Y de ti, tu blanca sonrisa
y el brillo de tus ojos al mirarme.