domingo, 11 de febrero de 2018

Para ti, esposa y compañera

La mitad de la mitad de cien años
apenas solamente han pasado
desde la primera vez que bailamos.
Cuantas salsas y boleros
y también algunos tangos
desde aquella inolvidable noche.
Y aún después de tanto tiempo
y de los zapatos gastados
aún quiero seguir bailando.
Quiero seguir bailando contigo
hasta el final de las noches
hasta el final de mis días